Tercera jornada de la DHF, partido complicado el que se avecina en esta segunda visita que tiene que afrontar el Clínicas Rincón Málaga Costa del Sol. El rival es un Canyamelar Valencia que llega a la capital malagueña después de acumular dos derrotas en las dos primeras jornadas, pero que en su último encuentro en casa dieron una buena imagen ante el Guardés, pese a que terminase con derrota.

El conjunto valenciano se caracteriza por correr bien al contragolpe y encadenar buenas rachas defensivas. A estas alturas de temporada es difícil ver el verdadero nivel de los equipos, pero a priori, la visita del equipo de la comunidad valenciana representa una mayor amenaza que el equipo catalán del Casteldefells, si nos atenemos a la clasificación final de la pasada temporada.

Para el encuentro de hoy sábado a las 18:00 horas en la ciudad deportiva de Carranque, Diego Carrasco contará con la plantilla al completo. Los dos puntos son importantes no solo por seguir en la zona noble de la clasificación, también por el rival que se presume directo por el objetivo de la salvación. Para Diego Carrasco será importante “controlar el balance defensivo y trabajar bien en defensa, son un equipo que corre muy bien el contragolpe”.

Carranque debe seguir siendo el fortín que a la larga se traduzca en la salvación del equipo.