Era un partido clave, la primera oportunidad para conseguir de forma matemática la salvación y permanencia en la División de Honor Femenina, pero fue un partido aciago, donde no salió nada y donde Clínicas Rincón acabó sucumbiendo de forma muy clara ante un Prosetecnisa Zuazo que llegaba a Málaga tras siete derrotas consecutivas.

El juego en el primer tiempo de las malagueñas estuvo atenazado durante muchos minutos. Faltaba atrevimiento y muchas pérdidas provocadas por errores en el pase y precipitaciones.

Prosetecnisa Zuazo tuvo una mejor puesta en escena, en sólo seis minutos ya domina por 2 a 6. No había continuidad en las chicas de Diego Carrasco, que sufrían mucho con el juego a pivote de las vascas. Hasta el descanso las diferencias fueron imposible de reducirse, llegando con ventaja Zuazo por 10 a 14.

Salían cargadas de coraje las chicas del Clínicas Rincón de vestuarios y por algunos minutos se intuyó que la remontada era posible. Los goles de Jennifer Gutiérrez pusieron la distancia en sólo un tanto (14-15) pero el conjunto vasco encontró como hacer daño a las malagueñas.

Prosetecnisa Zuazo empezó a encontrar con facilidad a Oihane en el extremo, y la jugadora vasca fue la artífice de un parcial de 0-4 que volvía a abrir las diferencias. A partir de este momento volvieron las precipitaciones y los fallos, que hicieron imposible la reacción local, quedando muy clara la derrota en el marcador final, 24 a 33.