Tercera victoria consecutiva del Clínicas Rincón Málaga, que pone el broche a la primera fase de la competición con unas sensaciones magníficas y llega al parón con siete puntos que le hacen afrontar estos dos meses sin liga regular de un modo más tranquilo en cuanto a la clasificación se refiere.

Las dinámicas son vitales en el deporte, y en este enfrentamiento ante Aiala Zarautz se ha vuelto a poner de manifiesto. Si al inicio de temporada hablamos en algunos encuentros de remontadas sufridas por las malagueñas en los últimos minutos que les hicieron perder victorias, en este caso fueron las jugadoras del Clínicas Rincón Málaga quienes lograron hacer un parcial a su favor de 0-8 que les hizo imponerse en tierras vascas.

El encuentro comenzaba con igualdad en los primeros compases. Pero la suerte no terminaba de acompañar al Clínicas Rincón Málaga, que veía como Aiala Zarautz le hacía daño en segundas jugadas, capturando los rechaces para anotar en posiciones francas. Así les llegaron las primeras ventajas a su favor.

Las malagueñas, viéndose por debajo en el electrónico, deslavazaron su juego, haciendo cada una la guerra por su cuenta. El desorden en ataque se trasladó a la defensa, faltando comunicación atrás y aportación de la portería. Al descanso, un complicado 15 a 11 a favor de Aiala Zarautz.

Hubo conjura en vestuarios y el Clínicas Rincón Málaga salía muy enchufado al segundo tiempo, recortando hasta ponerse a un solo gol de desventaja (17-16), pero una exclusión de Paula Valdivia fue aprovechado por el conjunto vasco para volver a ponerse con cuatro tantos de ventaja.

El Pabellón Municipal de Zarautz era una caldera, con un ambiente espectacular por un público que se veía cerca del segundo triunfo de su equipo cuando dominaban por cuatro goles a diez minutos del final (24-20). Entonces Diego Carrasco solicitó un tiempo muerto y todo cambió.

Las victorias cosechadas en jornadas anteriores han hecho crecer la autoestima del Clínicas Rincón Málaga, que aprovechó el tiempo muerto solicitado por su técnico para ajustarse en defensa y pedirse un último esfuerzo. Y bien que lo consiguieron, diez minutos espectaculares en defensa, con Sonora Solano parando balones importantes, la defensa logrando recuperar bolas fundamentales para lograr contragolpes y poner la igualada a falta de cinco minutos.

Podía ser un final igualado, pero el ciclón visitante estaba desatado y no dieron opciones a las jugadoras de Zarautz, que no fueron capaces de anotar en los últimos diez minutos de encuentro, encajando un parcial de 0-8 que daba la victoria al Clínicas Rincón Málaga (24-28), que se ponen con siete puntos en la clasificación y se van al parón invernal con muy buenas sensaciones.