Nunca una derrota supo tan bien, las guerreras malagueñas cayeron en la final ante el Granollers por un ajustado 24-26. Las caras al termino del encuentro no mostraban decepción, todo lo contrario, el objetivo del ascenso se consiguió el día anterior y la final era un mero trámite.

Aún así el Asisa tuvo opciones de llevarse el triunfo, de no ser por el parcial 0-6 de inicio que puso a las catalanas por delante, la historia pudo ser muy distinta. Poco a poco las malagueñas fueron entrando en el partido, aunque la ventaja al descanso seguía reflejando el doloroso parcial con el que se arrancó el encuentro. 9-15.

Tras la reanudación el partido se movió en distancias de entre cuatro y siete goles siempre a favor de Granollers. El arreón final del conjunto malagueño llegaría a 10 minutos del final, con un marcador que reflejaba un igualado 20-22. Los últimos instantes fueron de desacierto por parte de uno y otro equipo hasta llegar al 24-26 final que convierte a Granollers en campeón de la fase de ascenso a División de Honor y a ambos conjuntos en equipos de la máxima categoría.