El Cajamar Alhaurín el Grande-Málaga ha quedado en cuarto lugar en el Campeonato Estatal Juvenil Femenino disputado desde el pasado 1 de mayo y hasta el domingo en Amposta.

Después de vencer sus dos primeros compromisos contra el KH-7 BM Granollers (24-29) y contra el BM Elche (34-24) se aseguró disputar las semifinales y con ello la lucha por las medalals.
El partido de semifinales le enfrentó al anfitrión, el Handbol Amposta. La igualdad fue máxima durante los 60 minutos reglamentarios, terminando con empate a 27, con una labor arbitral un poco casera. El pase a la final se debía decidir en los diez minutos de prórroga. El resultado de nuevo empate, a 29 en los cinco primeros minutos y a 30 al final, con una última posesión para las chicas de Juan Cortés que no pudieron materializar. Llegó la lotería de los penaltis, el Amposta consiguió marcar los cinco que lanzó, mientras que las malagueñas fallaron el cuarto lanzamiento. Resultado final 35-34. El Amposta a la final contra Base Villaverde y las malagueñas a luchar por el tercer puesto contra BM Porriño. 
En el partido por la medalla de bronce pesó mucho el estado anímico, y el cansancio acumulado en la tarde anterior, y sólo presentaron batalla durante los primeros 30 minutos, el segundo tiempo fue de claro dominio gallego (34-24). Extraordinaria temporada la realizada por nuestras juveniles, que se impusieron con claridad en el Campeonato Andaluz y en la fase de sectores previa. Con esta posición, las jugadoras y entrenadores han conseguido poder ostentar la condición de Deportistas de Alto Rendimiento.
El campeón fue el BM Base Villaverde que se impuso por un gol (30-29) al Handbol Amposta.