Parece que no ha pasado mes y medio. El parón invernal, que le había llegado al Clínicas Rincón Málaga cuando mejor se encontraba, acumulando cuatro victorias de forma consecutiva, no ha cortado la evolución positiva que las chicas de Diego Carrasco habían iniciado en Noviembre y que ha tenido continuidad en el que quizás puede ser valorado como el mejor partido del equipo malagueño en la División de Honor Femenina – Liga Loterías.

Llegaba a Málaga el Aula Cultural, quinto clasificado y un conjunto de juego veloz y eléctrico que siempre produce una exigencia máxima a su rival. Y el Clínicas Rincón Málaga jugó muy concienciado en los deberes que debían cumplir. Esfuerzo de las malagueñas que les permitía mantenerse en el encuentro ante las primeras ofensivas vallisoletanas.

Mediado el primer tiempo, el Clínicas Rincón Málaga logró un parcial de 4-0 a favor que empezó a abrir brecha. Tres de esos goles fueron en contragolpes, porque la defensa local terminó de ajustarse y la portería empezó a aportar. Gracias a este tirón, las malagueñas se fueron al descanso con el electrónico a su favor (18-14).

Y la tendencia positiva de las locales se mantuvo tras el paso por vestuarios. Aula Cultural no podía correr, no encontraba opciones en el ataque estático y la defensa malagueña seguía creciendo, lo que permitía contragolpes y goles cómodos, ampliando la diferencia hasta los diez goles (28-18).

Ante el despliegue del Clínicas Rincón Málaga, el Aula Cultural no encontraba respuestas. No había opciones de remontada y el equipo de Diego Carrasco lograba una victoria de muchos kilates que puede ser un punto de inflexión.

Injusto sería destacar a alguna jugadora del Clínicas Rincón Málaga, pues si algo ha sido la victoria es que ha sido basada en el trabajo colectivo, en el buen hacer en portería, en la amenaza y distribución de la primera línea, en el buen movimiento y encuentro del pivote, en la velocidad y cruces de las extremos y en la conjunción del equipo en defensa, con constantes ayudas y permutas para evitar que el rival anotase con facilidad.