Victima de sus propios errores, fallos que se llevan dando desde la segunda mitad del encuentro en Alcobendas, las chicas de Diego Carrasco sumaron en Elche la tercera derrota consecutiva en esta estrenada DHF.

El encuentro no pudo empezar peor, la internacional Bea Puertas dio el susto del partido tras caer al parqué en un feo gesto de su rodilla izquierda, todo hacía presagiar lo peor, pero tras ser vista por los servicios médicos del Elche Mustang, todo queda en una dolorosa salida de rótula a la espera de un diagnostico médico ya en Málaga.

Bea no pudo volver al partido y el equipo los primeros instantes lo notó. El encuentro estuvo igualado hasta el 9-9, momento en el que las malagueñas dispusieron de pelota para ponerse por primera vez por delante en el electrónico, pero sucedería todo lo contrario, en ese momento el buen hacer ilicitano y los errores de las chicas del Clínicas Rincón provocaron un casi insalvable 7-1 de parcial para llegar al descanso con un doloroso 16-10. En la segunda mitad el marcador haría la goma en multitud de ocasione, llegando hasta los 8 tantos a favor de las locales con una mínima que llego a ser de 5.

El encuentro entró en intercambio de golpes sin mayor trascendencia, las de Prados controlaron un partido que no corrió peligro para ellas en ningún momento. El marcador final, 32-25 para Elche Mustang.

Toca levantarse y ser consciente de que la máxima categoría implica una mayor exigencia y adaptación, se llevan solo 4 jornadas disputadas y es una carrera de fondo que las guerreras malagueñas quieren y deben acabar a buen ritmo, siendo conscientes del claro objetivo, la permanencia.