Aunque no será hasta el próximo día uno de agosto cuando todos los mecanismos del club comiencen a funcionar a pleno rendimiento, el trabajo en las oficinas sigue su curso. Por un lado se vienen cerrando asuntos de la pasada campaña, como la visita a los numerosos colaboradores, y por otro buscando recursos económicos que sostengan el presupuesto elaborado para el próximo ejercicio deportivo.

Buena parte de esta tarea recae en Pepa Moreno, que de manera casi natural ha pasado de la pista a los despachos para asumir tan esencial y complejo reto. De hecho las visitas que viene realizando tratan por un lado de agradecer las aportaciones realizadas durante el pasado curso y por otro alcanzar nuevos compromisos para la campaña venidera. Una de las más significativas es la realizada en la mañana de hoy a las instalaciones de Novasol, empresa que ha mostrado su satisfacción por el transcurrir de los acontecimientos en estas últimas temporadas y que podría asumir un nuevo compromiso de colaboración con el club.

Como muestra de agradecimiento por el apoyo prestado, Pepa Moreno le ha hecho entrega a José Antonio Jiménez del Paso, representante de Novasol, de un cuadro con la imagen del equipo que de formar brillante alcanzó la pasada campaña la mayor cota jamás lograda por la entidad malagueña.