Hace apenas dos semanas que nuestro club se ganó el derecho a ser de División de Honor con el triunfo ante Balonmano Oviedo por 29-30 en el pabellón de Pumarín. La temporada que ya queda atrás es una campaña para la historia, pero toca pensar en lo que está por llegar.

Cuerpo técnico y directiva ya trabajan juntos en una misma línea pero con tareas bien distintas. Por su parte, Diego Carrasco ya piensa en reforzar una plantilla que ya de por si podría dar la cara en la máxima categoría, pero que necesita algún retoque. También es primordial conocer quién acompañará a Diego en el banquillo como segundo, aunque todo hace indicar que repetirá Jesús Gallardo “Suso”, es la primera renovación de muchas que se esperan durante el próximo mes y medio. Un número elevado de la actual plantilla tiene garantizada la continuidad por méritos propios, de las posibles llegadas depende mucho el presupuesto final con el que se cuente, tarea en la que ya la directiva y el equipo de asesores andan inmersos.

Conseguir patrocinadores que te aseguren competir con solvencia en la máxima categoría del balonmano nacional es el objetivo. De momento el club trabaja en varios frentes, aunque no se espera acometer este tipo de asuntos hasta la próxima semana, momento en el que ya se encuentre en Málaga la presidenta Carmen Morales.

La temporada 2013/14 finalizará oficialmente para el club el próximo día 6 de junio, día en el que el equipo tiene recepción oficial en el Ayuntamiento de Málaga, recibe además premio en la gala del balonmano malagueño celebrada en el Corte Inglés y acaba la jornada con una cena despedida de temporada entre jugadoras, cuerpo técnico y directiva.