Tras una semana donde el equipo no ha tenido competición, el Rincón Fertilidad Málaga vuelve a encarar una jornada de Liga Guerreras Iberdrola el próximo sábado, donde rendirá visita al Balonmano Base Villaverde. 15 días de entrenamientos, con sesiones dobles, para intentar seguir creciendo como equipo e ir encontrando el nivel que exige Diego Carrasco de esta plantilla.

Como bien declara Hatou Jabby, el no tener encuentro el fin de semana anterior “no es una semana de descanso, lo considero una semana de inversión, para corregir errores, sobre todo, e ir puliendo cosas”.

El equipo tuvo un bajón de rendimiento en su encuentro ante Bera Bera en los últimos veinte minutos, pero en el Rincón Fertilidad Málaga han hecho análisis y rápido a pasar página y seguir mejorando. “La verdad es que no, yo lo ví una vez el partido ante Bera Bera, y es suficiente para ver todo lo que se había hecho bien y ver lo que no se había estado tan correcto, y corregirlo de cara a próximos encuentros”.

Estas dos semanas de entrenamientos, según la pivote del conjunto malagueño, sirven para “corregir aspectos tácticos, intentar que cada vez el grupo esté  cohesionado y trabajar aspectos físicos”.

En el horizonte, el partido del próximo sábado en la pista de BM Base Villaverde, del que Hatou cree que “será un partido duro, ellas en su casa son muy peleonas, y creo que nos va a costar, pero el equipo está trabajando bastante bien y espero traerme los dos puntos para casa”.

 

Declaraciones

Hatou Jabby