El Costa del Sol se proclama tricampeón de España en Valencia tras un torneo casi perfecto. Pese a la victoria, las de `Diego Carrasco no tienen garantizado el europeo

ISABEL LÓPEZ. MÁLAGA

Tricampeonas de España. El Málaga Costa del Sol femenino ha vuelto a proclamarse campeón de España de Balonmano Playa por tercer año consecutivo. El equipo malagueño fue el mejor en el Nacional que se organizó en las playas de Cullera (Valencia), un torneo que además fue el penúltimo puntuable para el Tour Asebap 2007.

El cuadro dirigido por el entrenador Diego Carrasco es el rival a batir a escala nacional. Su campeonato, una vez más, ha sido impecable. Ya en la gran final las malagueñas se enfrentaron al equipo catalán del Team G Sola, inmediatas perseguidoras del Costa del Sol en la clasificación general del Tour y máximo rival de las costasoleñas.

El primer set de la gran final fue casi un puro trámite que se apuntó el Costa del Sol. Pero era obvio que no sería tan fácil. En el segundo, las catalanas salieron convencidas de que debían darlo todo. El marcador se mantuvo ajustado para caer al final del lado del Team G Sola.

Ante el empate a sets, la gran final debería decidirse en una ronda de penaltis a muerte súbita. Fue aquí donde el Costa del Sol desplegó todo su potencial a la hora de demostrar las especiales habilidades que hacen falta para estar en lo más alto del balonmano playa. Las malagueñas, capitaneadas por María José Moreno, obtuvieron la victoria por un resultado final de 7-4 en la tanda de penaltis.

La capitana Moreno, internacional con España en la modalidad de balonmano playa, fue elegida mejor jugadora del torneo. Pero no todo fueron alegrías para el Costa del Sol. A pesar de esta victoria, el cuadro malacitano, por el momento, no podrá disputar el Europeo, ya que el Team G Sola está por delante en la clasificación general del tour, en la que cuentan todos los torneos.

No obstante, Carrasco no pierde la esperanza y espera quemar el último cartucho a mediados de mes. “Nuestra meta para esta temporada era llegar al Europeo que se disputará el próximo mes de junio. Y por ahora estamos fuera. La manera de llegar es acumulando puntos, lo que se consigue compitiendo, algo que hemos hecho por las costas este verano. Pero la buena noticia es que nos queda una última oportunidad para clasificarnos. Aunque sea Feria les he dicho a mis jugadoras que el 18 y el 19 de este mes se celebra el Trofeo Carranza y si ganamos podría ser la manera de conseguir la clasificación”, dijo.

Pretemporada. El Costa del Sol dejará las playas tras la semana de Feria para empezar la pretemporada en pista, donde el equipo de Carrasco también puede presumir de una gran trayectoria.

“Estamos trabajando para cerrar la plantilla, que es casi la misma de la pasada temporada salvo las cuatro bajas que se han producido”, afirmó el técnico. Y el primero de los cuatro refuerzos ya está en Málaga. Se trata de la portera rumana Claudia Boronschi, que viene de jugar en la primera Liga de su país, además de ser internacional con Rumanía. Boronschi es la jugadora que Carrasco buscaba para afrontar la fase de ascenso con garantías. Ahora el club tantea el mercado en busca de tres primeras líneas extranjeras. Ahora toca descansar unos días para seguir brillando en el invierno. Suerte al Costa.

Diario La Opinión de Málaga