Decepción…con matices. El Adesal La Fuensanta vio rota su racha de victorias consecutivas en la División de Honor Plata Femenina ante el líder de la competición, un Asisa Málaga Costa del Sol que se llevó con justicia el partido. Las cordobesas tuvieron uno de esos días malos en el peor momento, añadiendo a su ineficacia en el lanzamiento, mortal de necesidad hoy, las lesiones de jugadoras importantes como María Santaella o María Fernández. Pero sobre todo, se encontraron un señor equipo que fue superior casi en todo momento, con mucha calidad y profundidad de banquillo y una portera, Isabel Marín, decisiva con sus intervenciones.

Ya desde el principio se vio a un cuadro malacitano muy seguro de sus posibilidades, sin dejarse achantar por el ambiente, excelente en La Fuensanta. Este pesó más en las locales, que se vieron hasta tres tantos abajo (1-4, m. 7) en un comienzo que ya presagiaba un guión inesperado. Marín ya empezó destacando en portería, deteniendo el primero de los hasta cuatro lanzamientos de siete metros que paró, mientras Marta Santos hacía mucho daño en la zona de pivote.

Sin embargo, Adesal reaccionó, apoyada en otra gran protagonista: Mercedes Fernández. La meta malagueña del cuadro fuensantino tapió su portería y, ayudada por una mejor labor defensiva de sus compañeras, hizo que el Asisa se quedara ocho minutos sin anotar. El resultado, un parcial 4-0 que dio la primera y única ventaja del partido a las locales (5-4, m. 15). Rafa Moreno quiso ayudar a las suyas con un tiempo muerto para darles tranquilidad, pero ahí empezó a complicarse el encuentro para las cordobesas.

Una defensa infranqueable

Así, de verse en ventaja pasaron a estar cinco goles abajo a cinco del descanso. La razón, que Málaga puso en práctica una mixta con vigilancia especial para Laura Castro y Neringa, lo que cortocircuitó el ataque de las albinegras. Los lanzamientos exteriores no llegaban o eran forzadísimos, y la circulación empezó a espesarse hasta decir basta. Las continuas pérdidas de balón se tradujeron en rápidos contragolpes que rompieron el encuentro.

La profundidad de banquillo de la que dispone Diego Carrasco, que visto el rédito defensivo dispuso por momentos una 3-3 tremendamente presionante, también comenzó a evidenciarse. La buena aportación de María José Moreno y María Eugenia González fue determinante para que al intermedio el duelo tuviera ya claro color visitante (8-14). Y lo peor no fue sólo eso, sino que María Santaella primero y María Fernández después tuvieron que marcharse lesionadas al vestuario. La primera, con un golpe en la boca, volvería; la segunda, con un esguince de tobillo con mala pinta, no.

Adrienn Kovacks (Adesal La Fuensanta)

Adrienn Kovacks (Adesal La Fuensanta) ante la atenta mirada de Estefi (Foto Paco Jiménez)

La reanudación arrancó con intercambio de golpes por parte de ambos equipos en los primeros cinco minutos, en los que Adesal encontró más fácilmente el camino a la portería contraria. Así, recortó algo la distancia (14-17, m. 38), obligando al técnico visitante a pedir tiempo muerto. A los tantos de Laura y Neringa -algo errática, con todo, en esa fase del partido- se sumaron los de Patricia Cabanillas en el pivote, equilibrando algo los de la fornida Marta Santos en la otra parte del campo.

Parcial que decide el duelo

La pausa usada por Diego Carrasco fue mano de santo para las suyas, que firmaron un parcial 0-5, para volver a dejar todo no ya en su sitio, sino con la máxima renta del partido (14-22, m. 42). Adesal seguía atacando mucho mejor la defensa rival, pero no sabía culminar el trabajo con buenos lanzamientos. Y cuando lo hacía, aparecía por allí Isabel Marín. Rafa Moreno pidió tiempo muerto, cambió a defensa 3-2-1 y recuperó a Mercedes para la portería y a María Santaella para la causa. Pero nada cambió.

La racha sin marcar de las cordobesas se fue a los más de ocho minutos, hasta que Neringa la rompió, aunque demasiado tarde. Málaga ya había destrozado el encuentro para entonces (15-24, m. 49). El duelo entre los dos mejores equipos de la liga estaba sentenciado, con muchos, demasiados minutos para la basura. Sólo les quedó a las locales intentar maquillar algo el marcador, aunque Marín, excelsa todo el encuentro, lo impidió hasta que dejó su sitio a la suplente Sonora Solano. Al final fueron cinco tantos de renta en un claro triunfo visitante.

FICHA TÉCNICA

24.- ADESAL LA FUENSANTA: Mercedes Fernández, Neringa Palyionite (9, 3p), Laura Castro (5), María Fernández (1), Adrienn Kovacs (3, 1p), María Santaella y Patricia Cabanillas (4) -siete inicial-, Meriem Ezbide y Almudena Navas (ps), Azahara Barea (1p), Alba Sánchez y Ulrike Antos (1).

29.- ASISA MÁLAGA COSTA DEL SOL: Isabel Marín, Laura Pérez (3), Esperanza López (3), Olga Artacho (1), Estefanía Méndez (4), Soledad López (3) y Marta Santos (8, 2p) -siete inicial-, Sonora Solano (ps), Almudena Cerrudo, Leticia Guerrero, María José Moreno (3), María Eugenia González (2) y Alba Vera (2).

ÁRBITROS: Fuensanta Muñoz Pérez y Pedro Villar Llanes, de Andalucía. Excluyeron a María Santaella, Adrienn Kovacs y Azahara Barea, por las locales; y a María Eugenia González, Esperanza López y Marta Santos, por las visitantes.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 0-2, 3-4, 5-4, 6-6, 6-11 y 8-14 (descanso); 11-17, 14-19, 14-22, 16-25, 19-26 y 24-29.

INCIDENCIAS: Partido de la decimosexta jornada de liga en el Grupo B de la División de Honor Plata, disputado en el Pabellón de La Fuensanta. Gradas llenas con 250 espectadores.

 

Lee la crónica http://www.cordobadeporte.com/noticia.php?id_noticia=18898&id_seccion=26