ASISA Málaga Costa del Sol ha perdido 27-28 (13-12 al descanso) contra BM Castellón. Es el quinto partido consecutivo que no conseguimos ganar, sólo hemos obtenido un empate, y así era lógico que tarde o temprano se complicara la liguilla de ascenso. El partido sólo ha tenido una lectura, nos pesa las ganas de ganar y romper la racha negativa, pero esto provoca nervios en las jugadoras que nos hacen perder balones fáciles, errar penalties y no defender con la intensidad necesaria. Es cuestión de mentalidad, no puede ser otra cosa cuando en la primera vuelta a este mismo equipo se le ganó de nueve goles de diferencia, e incluso en éste, a los diez minutos del segundo tiempo se ganaba 20-16, pero un parcial de 0-3 volvió a meter a Castellón en el partido y ya todo fueron precipitaciones que nos llevaron a que a los veinte minutos se perdiera de un gol 23-24 y ya nunca conseguimos ponernos por delante.

La liga continúa y este sábado se presenta una nueva oportunidad, quizás sea de las últimas, en la pista de BM Móstoles, quinto clasificado a tan sólo dos puntos pero con un partido más, que viene de ganar en casa del BM Leganés, sexto, por un clarísimo 16-26, aunque en la primera vuelta aquí en Carranque se le ganó con bastante claridad 35-18.

En la parte alta de la clasificación se encuentran Castelldefels con cinco puntos de ventaja, Adesal de Córdoba con tres y Valencia con dos. Hay que seguir y mirar sólo al próximo partido, aunque ya no dependamos de nosotras mismas, todavía todo es posible puesto que las tres primeras deben jugar entre ellas, y sólo tenemos el gol-average perdido con Castelldefels.