Comienza la fase final de ascenso a la División de Honor del balonmano femenino nacional.

ASISA Málaga Costa del Sol quedó tercera del grupo B de la División de Honor Plata en la fase regular y debe jugar este fin de semana en Valladolid una liguilla contra las tres primeras clasificadas del grupo A. Los partidos de vuelta se celebrarán del 25 al 27 de este mes en Valencia, ciudad a la que se debe viajar, y en ello se está para cuadrar el aspecto económico.

Las chicas de Diego Carrasco van a Valladolid con la ilusión de volver a la máxima categoría del balonmano femenino nacional, lugar que ocuparon en varias ocasiones a lo largo de sus 18 años de existencia. ASISA Málaga es un equipo formado completamente por jugadoras malagueñas, la mayoría de ellas de categoría junior pero con la experiencia que le proporcionan varias jugadoras veteranas que ya saben lo que es jugar en la División de Honor.

El mismo día de llegada a Valladolid, se tiene el primer partido a las 16:00 horas contra Mecalia Atl. Guardes de A Guarda, Pontevedra, primero del otro grupo. El segundo partido se celebrará el sábado 12 a las 20:00 horas contra Zuazo-Barakaldo, segundo clasificado del otro grupo, y el tercer partido será el domingo 13 a las 13:15 horas contra las anftrionas del Aula Cultural Viveros Herol. De los seis equipos con derecho a jugar la fase de ascenso (los ya citados más Esportiu Castelldefells y Valencia AICEQUIP), sólo dos de ellos pueden conseguirlo. Para saber quiénes, habrá que esperar otras dos semanas.