Después de caer la temporada pasada en los play off por ascender a la máxima categoría del balonmano nacional, el Asisa Costa del Sol vive unos momentos más que complicados. En la jornada de ayer, las chicas de Diego Carrasco comenzaron los entrenamientos de pretemporada en el pabellón de Carranque, aunque no estaban todas las que cerraron la campaña anterior. Dos puntales, como Esperanza Jiménez y Almudena Cerrudo, han dejado el equipo.
 
“Estamos en una situación comprometida, en la que tenemos que sumar todos los que estamos y tirar para delante”. Así resume Diego Carrasco, director técnico del Asisa Costa del Sol, la situación del conjunto malagueño. El proyecto ambicioso ha dado paso a un equipo en el que la idea máxima es la de mantener la categoría. “Nuestra meta es luchar para seguir el próximo año en la División de Honor Plata, no hay otra”, sentencia Carrasco, que ha visto este verano cómo se le marchaba Esperanza Jiménez al Adeslal Córdoba: “La situación es complicada, ya que además de las bajas se nos han caído algunos fichajes que teníamos previstos. Finalmente nos quedaremos los que estamos”.
 
Tras estas dos bajas, y con las dificultades económicas que tiene la entidad, la plantilla para la temporada 2012/13 estará compuesta por 12 jugadoras, que ya entrenan con ilusión.
 
http://www.malagahoy.es/