Cuando un partido de balonmano encadena en el segundo periodo parciales cada cinco minutos de 14-14, 16-16, 18-18, 20-20, 22-22, y a falta de un minuto parcial de 23-23, puede ocurrir cualquier cosa, y eso es lo que ha sucedido en Córdoba en el derbi regional de la la División de Honor Plata, en el que se enfrentaban los dos invictos y aspirantes a la División de Honor, el Adesal La Fuensanta de Córdoba y el ASISA Málaga Costa del Sol. Como decimos, a falta de un minuto empate a 23 y penalti a favor de Córdoba, en los palos Sonora Solano que lo para. Balón para ASISA y a falta de varios segundos para la conclusión, pérdida de balón y salida de Adesal en contraataque con infracción de pasos de una jugadora local que no sancionan los árbitros y gol a falta de nueve segundos. Tiempo muerto de las malagueñas pero no hay margen suficiente para reaccionar.

El Asisa Málaga con esta derrota (24-23, 11-12 al descanso) pierde la imbatibilidad, y dos valiosísimos puntos para la liguilla de ascenso a la División de Honor, quedando en segundo lugar a falta de tres jornadas, pero deja unas sensaciones de que hay un equipo con buenos
fundamentos balonmanísticos y sobre todo con muchas ganas y con la moral muy alta para competir hasta el último partido de esta liga y de la fase de ascenso que ya consiguió la semana pasada.