Se truncó la racha de victorias consecutivas del Clínicas Rincón Málaga, aunque tuvo que ser ante un líder invicto que tuvo que dar lo mejor de sí en el segundo tiempo para doblegar al voluntarioso equipo dirigido por Diego Carrasco.

Salió con fuerza Rocasa Gran Canaria y pronto buscó poner tierra de por medio en el electrónico (2-5). Las locales se atascaban en ataque y tardaban en encontrar soluciones para perforar la portería de Silvia Navarro. Sólo el empuje de Estefanía Méndez sumaba tantos para el equipo malagueño.

Con la salida de Alicia Torres, el Clínicas Rincón Málaga empezó a tener más opciones de pasar al pivote. Con sus goles y algún lanzamiento de siete metros que provocó devolvió la igualada al electrónico. Aún así, el conjunto canario se fue con ventaja al descanso (10-12).

Pese a salir en inferioridad al inicio del segundo tiempo, ya se reflejaba que el Rocasa Gran Canaria había vuelto de vestuarios con otra intensidad defensiva. Este trabajo atrás empezó a dar réditos pronto, aportándoles una ventaja de cuatro tantos (11-15).

Reaccionaban las malagueñas tras un tiempo muerto, pero una exclusión de Bea Puertas fue aprovechada por las visitantes para devolver los cuatro tantos de diferencia.

El momento clave llegó mediado el segundo tiempo. La defensa canaria y, sobre todo, Silvia Navarro, secaron al ataque del Clínicas Rincón Málaga durante algo más de diez minutos, provocando un parcial de 1-6 que prácticamente decidía el encuentro (16-24).

En los instantes finales, hubo intercambio de goles, pero no peligró la victoria para el Rocasa Gran Canaria, que se imponía por 21 a 28 y lograba finalizar la primera vuelta de la competición invicto, con 13 victorias en 13 encuentros.