La plantilla del Rincón Fertilidad Málaga sigue tomando forma, y en el día de hoy se pueden confirmar una nueva llegada y una marcha.

El equipo malagueño se verá reforzado esta temporada con la llegada de la pivote Paula García (24 años, 1,80 mts), que llega procedente del Atlético Mecalia Guardés. Un refuerzo también con experiencia internacional, que viene de conquistar en Antequera, junto a la que ahora será su compañera Paula Valdivia, la Medalla de Oro en el Campeonato de Mundo Universitario.

La jugadora, original de Almuñécar, ha tenido una carrera deportiva muy intensa y un crecimiento vertiginoso, llegando incluso a jugar en la Liga Francesa, enrolada en las filas del UMBB, justo antes de recalar en el equipo gallego el pasado verano.

Diego Carrasco considera que la llegada de Paula García “nos va a dar mucha consistencia defensiva por su experiencia en ese aspecto y sobre todo porque queremos aprovecharla mucho más en ataque. Creo que tendremos el puesto de pivote muy reforzado con ella y Alicia, que pueden aportarnos mucho en ambos lados de la pista”.

La jugadora sexitana ha aceptado la oferta que recibió este verano desde el Rincón Fertilidad Málaga porque “he visto ilusionante y motivador que un club que tiene como objetivo crecer cuente conmigo para ayudar a conseguirlo. También ha habido varios motivos personales que me ayudaron a tomar esta decisión”.

Entre sus nuevas compañeras en Málaga no se va a encontrar a la fuengiroleña Paloma Cuevas, que tras tres temporadas en el club se marcha para centrarse en sus estudios. La jugadora, que ha estado en el Rincón Fertilidad Málaga en sus años más gloriosos, ha querido despedirse del club con estas líneas:

“Me ha costado mucho esta decisión ya que el balonmano ha sido mi vida desde pequeña, pero creo que ha llegado el momento de tomar otro camino. Dejo el equipo porque quiero centrarme en aprobar las oposiciones y el tiempo no me va a permitir comprometerme con el equipo.

 Estos tres años en el Rincón Fertilidad Málaga han sido una experiencia inolvidable, hemos ido creciendo poco a poco y me quedo con los buenos momentos vividos, destacando el ascenso a División de Honor en Oviedo o el gran partido de este último año en Carranque en el que nos clasificamos para la Fase Final de la Copa de la Reina.

 Estoy segura que este equipo llegará lejos y le deseo al club lo mejor. Gracias a todas aquellas personas que me han apoyado siempre”.

Desde el club queremos agradecer a Paloma Cuevas su dedicación durante estas tres temporadas en las que ha sido un ejemplo de profesionalidad, compañerismo y amor por el balonmano y le deseamos lo mejor en su vida personal y que pronto podamos volver a disfrutarla en las pistas.