Este próximo sábado se enfrentan los dos equipos que justo hace un año (lo hará el domingo 17) saborearon el olor y sabor de la gloria, Bm kh7 Granollers y Clínicas Rincón Málaga Costa del Sol se plantaban en Pumarin en la gran final de la Fase de Ascenso a DHF, ya con el objetivo conseguido, dejando en la cuneta a los grandes favoritos, Bm Oviedo y Mavi Nuevas Técnologias.

Un año después los dos equipos han logrado llegar a las últimas 3 jornadas de competición con los deberes hechos, tanto catalanas como malagueñas serán de DHF la próxima temporada, ambos conjuntos mantendrán por tanto categoría. El encuentro debe ser una fiesta, pero las guerreras de Diego Carrasco quieren quitarse las dos espinitas clavadas con Granollers, los últimos 2 encuentros se han saldado con victoria para las del norte, tanto en la Fase de Ascenso en la final, como en el encuentro de la primera vuelta ya en la presente temporada. En la ida, la portera Andrea fue pieza clave para desactivar las opciones malagueñas de puntuar, por entonces, Andreea Alina y Polina Dikalo estaban recién aterrizadas en Málaga, ahora, casi 5 meses después, el partido debe ser otro, aunque la tónica que se espera es la de máxima igualdad.

Se jugará eso sí con la tranquilidad que da el saber que no te juegas mas que el orgullo. Diego Carrasco no entiende de partidos intrascendentes y durante la semana se está trabajando con exigencia, los puntos deben quedarse en Carranque, para el entrenador malagueño el encuentro”No podemos dar la temporada como finalizada, hay que competir e intentar sacar los 3 partidos que nos quedan adelante, empezando el sábado por Granollers“, Diego Carrasco quiere que sus jugadoras sean “exigentes y ambiciosas, debemos ir a por los máximos puntos posibles, hay que dar un último empujón, un último esfuerzo”.

El encuentro se disputará el próximo sábado a las 18:00 horas, además, al partido acudirá el conjunto de PuertoSol, flamante subcampeón juvenil del campeonato nacional el pasado domingo en Carranque.