Gran competición la que ha realizado el equipo cadete del Puertosol Málaga en la I Edición de la Mini Copa, donde ha alcanzado la final, cayendo ante un gran rival como es Balonmano Alcobendas, conjunto muy potente pero al que las malagueñas plantaron batalla hasta los minutos finales.

El encuentro comenzaba con ventajas para las madrileñas, pero no lograban despegarse en el electrónico. Con un inicio muy goleador, la defensa de Puertosol Málaga se ajustó y logró cortar la capacidad ofensiva rival, igualando el electrónico mediado el primer tiempo (7-8).

Pero el conjunto de Alcobendas supo tener más decisión en los instantes antes del descanso para ser muy fuertes en defensa y, gracias a contragolpes rápidos, coger distancia en el marcador y un colchón (9-14).

Las chicas de Irene García y Olga Artacho intentaron reaccionar en el segundo tiempo, poniendo mucha intensidad, pero las madrileñas conseguían ampliar la diferencia hasta los 8 goles de diferencia (14-22).

No bajaban los brazos las malagueñas y se metían en el partido a cuatro goles a falta de diez minutos (21-25). Pero no conseguía acertar algunas bolas claves que pudieron acercarle más y Alcobendas sentenciaba el encuentro para hacerse con la Mini Copa por 30 a 24.

Tras el pitido final, hubo fiesta en la pista, con ambos conjuntos muy contentos por la buena imagen mostrada en todo el torneo y la gran final disputada. El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón Málaga, que volvía a estar en la grada para animar al equipo cadete, bajaba también a la pista y celebraban con Puertosol Málaga el éxito conseguido por las más pequeñas.