Las bajas que acumulaba el Novasol Costa del Sol para este encuentro ante el BM Nazareno fueron la auténtica clave para que el conjunto sevillano se llevase la victoria de la Ciudad Deportiva de Carranque. Entre lesionadas y jugadoras que no pudieron estar por motivos personales, ‘Suso’ Gallardo sólo pudo contar con siete jugadoras de pista además de las porteras.

Mientras el físico aguantó, las locales dieron la cara, con un primer tiempo muy igualado, donde solían mantenerse por delante en el electrónico, aunque con mínimas ventajas. Fluido juego en ataque por parte de ambos conjuntos en unos primeros treinta minutos muy entretenidos y disputados.

Tras el descanso, BM Nazareno tuvo una mejor salida de vestuarios y aprovechó algunos errores locales para tomar sus primeras ventajas importantes. Llegaban a alcanzar hasta cinco tantos de ventaja (20-25) y parecía que el encuentro estaba resuelto.

Faltaba el aire en las jugadoras del Novasol, pero no la casta. Una Anita Madrid acuciada por los calambres tiraba de su equipo, bien acompañada por Bea Domínguez, Noelia García y Ángela Montilla hicieron creer en la remontada, pero el conjunto sevillano se repuso, su portera consiguió un par de paradas cruciales y, una vez que la victoria ya era definitiva para el BM Nazareno, el marcador se amplió hasta el 25 a 32 final que no refleja la real igualdad que hubo en la pista durante muchos minutos.