Nadie dijo que iba a ser fácil, de hecho no lo fue. El marcador final lo indica, 28-31 para nuestras guerreras que empezaron el partido decididas a sumar los primeros dos puntos en el casillero. La experiencia y veterania de jugadoras como Odalys y Pepa fue clave para que el equipo tomase las primeras ventajas en el electrónico. Pero es que Alba, Esperanza y sobre todo Paloma, tres de las más jóvenes del equipo, cambiaron magistralmente su fecha de nacimiento en el DNI, así al menos lo parecía viéndolas jugar. El Asisa Costa del Sol dominaba el encuentro, aunque eso si, con distancias cortas. Al descanso ventaja de 4 tantos para las malagueñas, 12-16.

El comienzo del segundo tiempo no se lo podía esperar ni el mas optimista, el conjunto de Diego Carrasco siguió su alto ritmo de juego tanto en ataque como en defensa para llevar a 6 la máxima diferencia en el marcador. Pero la que hasta entonces había estado sublime, Bigga, empezó a flaquear y eso metió a las riojanas en el partido, tanto que se colocaron a tan sólo un tanto. Pero entonces apareció Sole, justo cuando mas se la necesitaba, anotando y marcando en los momentos más críticos y devolviendo al equipo malagueño  3-4 goles de diferencia que fueron suficientes para llegar al final del partido con cierta tranquilidad. Paloma, Stefi, Odalys, Pepa, las gemelas Sole y Espe, Alba, Mina… difícil destacar a una cuando el equipo a fin de cuentas, consiguió la victoria con una gran actuación coral. El sábado espera Mavi en el que podría ser el partido decisivo.