Domingo de alegría para el Costa del Sol Málaga (25-21)

Espe López celebra un gol.

Victoria contundente de las panteras frente al hasta ahora invicto Caja Rural Aula Valladolid para marcharse al parón en lo alto

Gigante Costa del Sol Málaga. Las panteras enseñaron músculo este domingo para ganar con contundencia al Caja Rural Aula Valladolid (25-21), invicto hasta pisar Carranque. Victoria sólida del equipo de Suso Gallardo, que enlaza seis y vive un momento muy dulce. Ahora llega el primer parón de la temporada, que le pone freno a esta dinámica claramente ascendente. Un tramo inicial de sobresaliente que le coloca como colíder de la Liga Guerreras Iberdrola (en una zona alta comprimida al máximo) y en la tercera ronda de la EHF European League. Arranque de nota.

Tras unos primeros compases de intercambio de errores, las malagueñas aceleraban para coger desde pronto el bastón de mando. En cuatro ocasiones se cogía una renta de tres tantos y era Sara Bravo la que ponía la máxima (10-6). Había momentos para romper y hacer daño, pero conseguían las de Sergio Escudero librarse del golpe definitivo sobre la lona. Para ese momento ya brillaba Merche Castellanos, que brillaba y le ponía la guinda a una gran defensa. 10 paradas de la manchega en el primer acto. También lucía la figura de Gabriela Bitolo, que exhibía brazo. Cinco goles suyos eran el trampolín al descanso (14-8).

Otro suyo abría tras el paso por vestuarios y se daba el escenario para cerrarlo. Espe López ponía un 17-10 premonitorio, aunque el Caja Rural Aula Valladolid demostraba corazón. Remaba para resurgir y en 10 minutos meterse de nuevo en la pelea por el duelo. Anotaba lo mismo que en los primeros 30 y era Suso Gallardo el que tenía que pararlo (19-16). Se encontraban con dos postes y un siete metros errado, a lo que se sumaban varias vías de agua en la red de seguridad. Tocó las teclas y un nuevo arreón de las malagueñas sí que le echaba el lazo a este importante partido. Silvia Arderius anotaba varios goles que ofrecían la tranquilidad.

Triunfo holgado, más por sensaciones que en lo numérico, de las panteras para asentarse en la zona alta de la clasificación tras la sexta jornada de la Liga Guerreras Iberdrola. El parón vendrá bien para oxigenar después de un septiembre de puño de hierro, aunque toca a la puerta en un momento de vino y rosas. Tocará darle continuidad en dos semanas en la pista del KH-7 BM Granollers, para más tarde recibir al Elda Prestigio. Antes, una parte del equipo se marchará con sus selecciones. Días para hacer balance y saborear un inicio de aplauso por derecho.