Paula Cabello, en un duelo en casa.

Las panteras de plata retoman la División de Honor Plata este sábado en la pista del Balonmano Ikasa Boadilla

Casi un mes después del Antequera Costa del Sol retoma la División de Honor Plata. Hueso duro para las malagueñas, que este sábado visitan al tercer clasificado del Grupo 4 a las 20:30 horas en el Pabellón Municipal Boadilla del Monte. Un reto de altura enfrentarse al Balonmano Ikasa Boadilla para las de Jesús Márquez, que acabaron el 2022 con una dinámica espectacular. Ahora queda el desafío de continuarla en este comienzo, segundo partido, de segunda vuelta en la categoría.

El técnico desgranaba el potencial de las madrileñas. «Es uno de los equipos aspirantes a esa fase de ascenso. Llevan años en la parte de arriba de Plata y en verano han afianzado el proyecto con jugadoras muy importantes. Han mantenido a toda la plantilla y es una de las dos/tres mejores sin ninguna duda. Se conocen todos al dedillo y ese punto de ventaja siempre nos lo van a sacar», asegura: «Aspiramos a ponerle las cosas muy difíciles. Se han dejado puntos con equipos a los que nosotros ganamos y eso ha hecho que se descuelguen un poco de su objetivo».

«Venimos del parón donde después los partidos son un poco trampa, todo se iguala. Ahora hay que volver a entrenar todas juntas. Esperamos un partido competido, engancharnos nuevamente a ese nivel competitivo de la primera vuelta, les pongo un notable alto. Queremos seguir con esa dinámica», finaliza Márquez. Es el primer encuentro del 2023 para el Antequera Costa del Sol, que en Madrid continuará con la temporada.