Upcoming MatchCOSTA DEL SOL MALAGA – MECALIA ATLETICO GUARDES/9 marzo, 2024/Pabellón Jose Luis Perez Canca

El Costa del Sol Málaga cae con orgullo en Hungría (25-23)

Estela Doiro, en una acción en el UFM Arena.

Las panteras compiten hasta el final en el UFM Arena, pero el Motherson Mosonmagyarovari se lleva la victoria en la cuarta jornada del Grupo D de la EHF European League

Derrota honrosa del Costa del Sol Málaga, que compitió de tú a tú al potente Motherson Mosonmagyarovari. Murieron en la orilla las panteras (25-23), que hicieron méritos para asaltar el ruidoso UFM Arena, pero a las que los pequeños detalles le privaron de ponerle la guinda a un gran partido de balonmano. Se quedan terceras las malagueñas en el Grupo D de la EHF European League, con cuatro puntos, dos por detrás de las húngaras y el Sola HK noruego. Aún dependen de sí mismas para las dos jornadas que quedan por delante, la próxima el domingo en el Fernando Argüelles de Antequera.

Las locales apretaban con fuerza, con el pie a fondo en el acelerador, en el inicio. Sonaba la grada con el ciclón sobre la pista. Lo paraba Suso Gallardo en el minuto 6 con 4-0. Ahí se reactivaba su equipo, que con el gol de Espe López que abría la lata destapaba el tarro de las esencias. Aparecía una versión óptima y pronto se metían de lleno en el duelo (6-5). Ahora el que pedía tiempo muerto era Janos Gyurka, que tocaba la tecla y tras varias pérdidas se escapaban (10-6). Dentro del encuentro había otra batalla en la portería, con Zsófi Szemerey y Merche Castellanos alzando la mano. Sara Bravo comprimía hasta el 11-10, pero se extraviaban de nuevo varios balones y estiraban al descanso (14-11).

Estaba en el alambre el partido, con el Motherson Mosonmagyarovari con bola de break constantemente. Ahí hilaban finas las malagueñas, que mantenían el equilibrio para seguir con vida. Empujaban y empujaban pese a encadenar varios fallos de cara a puerta. Y acababan tirando la puerta para asestar un golpe que sería casi definitivo. Del 19-15 se pasaba al 19-21, con unos minutos excepcionales sobre la pista. Atrás se levantaba un muro y adelante se recuperaba efectividad. Tres paradas de Szemerey (que acabó con 16 y con un 42%) impedían escaparse. Se jugaba ahora en un puño, golpe a golpe. Había alguna decisión arbitral dudosa en los momentos calientes, donde la portera se hacía gigante. Sumaba varias paradas de mucho mérito y las Toth, Eszter y Gabriella, le echaban el lazo.

Una derrota dura, por lo cerca que quedó asaltar un UFM Arena donde también perdió esta temporada el Gyori Audio Eto. Se paladeó una gloria que era enorme, pero faltó energía en los metros finales. Sensaciones sobresalientes, aunque con detalles que corregir para competir a este nivel. Aún está en la mano de las panteras poder soñar con los cuartos de final de la EHF European League. Antequera entra ahora en escena, no sin antes defender el liderato de la Liga Guerreras Iberdrola el miércoles en Valladolid.