El Costa del Sol Málaga cumple el primer objetivo antes de un febrero trepidante

Suso Gallardo, Espe López y Virginia Fernández analizan el pase a la fase final de la Copa de la Reina y el calendario próximo

El Costa del Sol Málaga estará una vez más en la fase final de la Copa de la Reina, que acoge San Sebastián en el Illumbe Arena del 29 de abril al 1 de mayo. La séptima presencia del equipo malagueño, que desde que está en División de Honor sólo tuvo una ausencia. Tendrá la oportunidad de pelear por el título después de superar en la eliminatoria de segunda ronda al Zubileta Evolution Zuazo Barakaldo. 25-28 en la ida, 26-25 en la vuelta y un 54-50 en el cómputo global. Un duelo nivelado donde las panteras mostraron nuevamente una versión competitiva para continuar invictas en este 2022.

Suso Gallardo ponía en valor la clasificación después de vencer en los dos partidos. «Era uno de los objetivos claves de la temporada, no fue fácil. Estaba claro que el Zuazo era uno de los rivales más duros y así lo demostró durante toda la eliminatoria. Tres encuentros en 15 días tampoco ayuda», analizaba el entrenador, que profundizaba: «Muchas veces no nos damos cuenta de lo que está haciendo este club. Son las siete últimas ediciones consecutivas de las ocho temporadas que llevamos en División de Honor en esa fase final. Tenemos siete jugadoras malagueñas, 10 andaluzas, somos técnicos malagueños, el único equipo andaluz en España. Es para valorar lo que estamos haciendo. 
Es la primera vez que un enero después del parón es capaz de ganar todo. Siempre nos costó mucho. Sacamos adelante la eliminatoria europea, un partido en casa duro contra el Guardés y los tres ante el Zuazo. Es importantísimo de cara a un febrero que viene cargado de partidos». 

Ahora habrá que esperar el sorteo, para el que aún no hay fecha, pero el trabajo de estar en la fase final ya está hecho. «Se cumplió el primer gran objetivo que se marcó el club desde agosto. Estamos muy contentas, pero es verdad que queda mucho trabajo por hacer para llegar a la final», decía Espe López, otra pieza crucial para obtener el billete, que insistía en la capacidad de mejora: «Parece que nos hemos acostumbrado o que es obligatorio estar, pero se está haciendo un trabajo enorme desde este año y muchos atrás. Hay que valorarlo y seguir. Es bastante positivo. Nos da muchísima confianza en nuestra línea ascendente y aunque queda mucho por trabajar nos anima».

En el segundo choque fue clave Virginia Fernández, que disputó los 60 minutos y decidió en la portería. Varios siete metros detenidos y paradas de mérito en momentos importantes. «Esto es un equipo y lo más importante es siempre estar y aprovechar los minutos. Si trabajas durante todo el año hay que aprovechar los minutos. Esto es un equipo, todas sumamos y si sumamos todas ganamos, eso es lo importante», explicaba la portera, que valoraba el pase: «Es uno de los objetivos que el club tenía, super contenta. Estamos clasificadas, un logro. Es muy importante que la gente sepa valorar esta clasificación, no es nada regalado. Son días de trabajo, esto es por mucho esfuerzo».

Próxima parada, Gijón

«Es super importante que hayamos cogido este ritmo porque sube el autoestima. Es verdad que sumamos muchos minutos y hace falta un poco más de rotación para poder descansar. Estamos super bien, ahora a seguir pasito a pasito con humildad», continuaba la meta malagueña, ya con la mente en la visita al Unicaja Banco Gijón en la última jornada de la primera vuelta de la Liga Guerreras Iberdrola. Un hueso duro, con los mismos puntos que el Costa del Sol Málaga, pero con un partido menos.

Suso Gallardo sabe que las asturianas medirán el momento de las panteras en un partido crucial para asentarse entre las mejores. «El trabajo se está haciendo bien, esperamos recuperar a gente y es semana limpia. La pasada tuvimos que hacer un viaje muy largo. Es un partido muy bonito, contra un rival directo y con ganas de preparar la semana para ver de qué somos capaces el sábado», cerraba el técnico, como Espe López consciente de que febrero subirá otro peldaño la exigencia: «Se ha cumplido el primer objetivo y ya la mente en Gijón. Ahora viene un calendario cargadito, creo que hay que llevarlo poco a poco y sin agobiarnos». Después vendrá la eliminatoria de cuartos de final de la EHF European Cup frente al IBV Vestmannaeyjar y encuentros en la Liga Guerreras Iberdrola contra el Super Amara Bera Bera y el Rocasa Gran Canaria, los dos primeros de la clasificación.