Upcoming MatchCOSTA DEL SOL MALAGA – MECALIA ATLETICO GUARDES/9 marzo, 2024/Pabellón Jose Luis Perez Canca

El Costa del Sol Málaga se agiganta en Porriño (28-29)

Sara Bravo lanza a portería.

Las panteras suman una victoria fundamental en la casa del Conservas Orbe Rubensa Porriño para quedarse en solitario en el segundo lugar de la Liga Guerreras Iberdrola

Victoria monumental del Costa del Sol Málaga, que se hizo gigante en Galicia para colocarse segundo por derecho propio y en solitario. Están en un momento sensacional las panteras tras haber pasado un tramo de dudas. Asaltaron con contundencia la pista del Rocasa Gran Canaria y lo hicieron, aunque con mucho sufrimiento, este sábado también en la casa del Conservas Orbe Rubensa Porriño (28-29). Eran sus dos rivales más directos en la persecución del Super Amara Bera Bera. Dos triunfos de tronío y de sacar músculo para las de Suso Gallardo, ahora consolidadas en la segunda plaza.

Las malagueñas pronto tomaban el volante con dos vuelos de Sole López, que celebraba su renovación en tierras gallegas (1-3). Emergía Mica Casasola, una de las grandes artilleras de la liga, que mantenía a las de Ismael Martínez. El primer gol en estático de las locales, que llegaba a los nueve minutos, le daba también su primera ventaja (5-4). Había igualdad sobre el parqué, con una grada no muy poblada pero sí ferviente. Roca Campigli levantaba la mano y anotaba varios goles. En el pivote había fugas y aparecía Almudena Gutiérrez, avispada en seis metros, para abrir brecha al descanso (13-15).

Sabían las panteras que era el instante para sacar el colmillo. Y no dudaron. Estela Doiro y Silvia Arderius cogían la manija y eran verticales hacia portería. Daba réditos y el partido estaba en el alambre (15-19, 16-20). Quedaba una marcha más y se rompía. Lo paraban las gallegas y surtía efecto. Buforn comprimía hasta el 20-22. No le entraba vértigo a las malagueñas en ese momento delicado, que se alargaba con la efectividad de Carolina Bono. La argentina era una daga y sus goles empinaban la cuesta cada vez más (24-25).

Dos siete metros de Arderius eran una bombona de oxígeno (25-27). Y ahí tomó la palabra Merche Castellanos. La manchega se mostraba enorme y cuatro paradas suyas eran más de medio billete para la victoria. Minutos escandalosos de la portera, que paraba cuando más candente estaba el choque. Le ponía el lazo Sole López desde el extremo a falta de un minuto tras un buen pase en superioridad. Dos puntos cruciales, más el average, frente al Conservas Orbe Rubensa Porriño. El premio es el segundo lugar en solitario. La próxima semana toca visita al KH-7 BM Granollers para continuar en esa pelea. Pero el Costa del Sol Málaga está otra vez aquí. Y de qué manera.