El Costa del Sol Málaga, semifinalista de la Copa de la Reina (23-26)

Gran actuación de las panteras para derribar el muro del Rocasa Gran Canaria y pelear por una nueva final del torneo copero

Paso gigante del Costa del Sol Málaga, que está con merecimiento en las semifinales de la Copa de la Reina 2022 de San Sebastián. Gran actuación de las panteras para derrotar al Rocasa Gran Canaria (23-26) en un partido de mucho nivel. Mejoró con el paso de los minutos y completó una segunda parte sensaciones para colarse entre los cuatro mejores del torneo de nuevo. Ahora las malagueñas se medirán al VisitElche.com BM Elche este sábado a las 16:00 horas en Illumbe por un lugar en la final. Tremenda Merche Castellanos, MVP del duelo tras una actuación de tronío. Cerca de 20 paradas en una tarde donde se hizo enorme.

Se plantaron mejor las isleñas en la pista verde, con una gran defensa y encontrando huecos en el otro lado. Abrían hueco (5-2) y curiosamente las de Suso Gallardo volvían tras una exclusión. Se crecían en inferioridad y Sole López ponía la igualdad en un pestañeo (5-5). Era el momento de las porteras, con Castellanos y Navarro haciéndose grandes bajo palos. El tanteo era bajo y los goles se mascaban, aunque eran las canarias las que sacaban la cabeza en dos transiciones (9-7). Lo paraban las panteras, que movían el árbol y encontraban resultado. Rocío Rojas daba la primera ventaja del choque después de otro zarpazo (9-10). Spugnini, que creaba peligro en el pivote, ponía las tablas al descanso (10-10).

Dio una zancada el Costa del Sol Málaga, que salió con brío de vestuarios. Era el momento de Estela Doiro, imparable por minutos. La gallega cogía el partido por los cuernos y tomaba protagonismo Tres goles suyos estiraban y abrían la tijera mucho (11-15). Lo detenía Cuesta, que veía que se venía el ciclón costasoleño. Y ahí tuvieron temple las panteras, que exhibieron madurez y solidez en la pista para administrar el botín. Ahora sí había fluidez en ataque y se hacía daño por varias vías. Las pivotes martilleaban, pero también la primera línea. Le ponían el broche los extremos a una victoria de mucho mérito frente a un rival al que no le había ganado esta temporada. En pocos días tocará verse de nuevo las caras en la final de la EHF European Cup. Un triunfo de trascendencia para pisar de nuevo las semifinales de una Copa de la Reina.