Exhibición del Costa del Sol Málaga en Rumanía (25-35)

Isa Medeiros celebra un gol.

Las panteras suman la primera victoria en la fase de grupos de la EHF European League en la pista del CSM Targu Jiu tras completar una enorme actuación

Exhibición del Costa del Sol Málaga a más de 3.000 kilómetros de su casa. En una ciudad pequeña de Rumanía llamada Targu Jiu continuó escribiendo su historia con letras doradas. En la coqueta Sala Sporturilor Targu Jiu consiguió su primera victoria en la historia de la fase de grupos de la EHF European League. Se impuso con mucha contundencia al CSM Targu Jiu (25-35), que fue sometido por unas panteras que dieron una exhibición de balonmano para engancharse a la cabeza del Grupo D. Golpe en la mesa del equipo de Suso Gallardo, que completó una enorme actuación para ponerle la guinda a una semana en la que también termina líder de la Liga Guerreras Iberdrola.

Las rumanas se plantaban con fuerza en la pista, empujadas por una grada plena que dejaba un ambiente ruidoso. Pero pronto las malagueñas abrían unos minutos espectaculares. Estela Doiro ya percutía, en una mañana espléndida de la gallega, y Sole López hacía una rosca maravillosa. No se quedaba atrás Patri Lima, que dejaba otro gesto técnico de alta escuela para poner el 6-11. Puño de hierro de las visitantes, que crecían sobre Merche Castellanos, grande en portería con 17 paradas, para hacer daño. Lo paraban las locales y había efecto inmediato. Comprimían (10-12), aunque contemporizaban bien las panteras para mantener el colchón al descanso (13-16).

Y ahí vendrían unos 30 minutos extraordinarios, de una madurez plausible. En números, metieron 19 goles y encajaron 12. Una superioridad grande sobre el corazón azul para dejar un duelo para el recuerdo. La portería seguía sumando y el ataque lucía sus mejores galas. Por un lado, por otro. Se sumaba a la fiesta Eli Cesáreo con otra acción brillante y ya estiraba mucho a falta de 15 minutos (19-26). No frenaron las panteras, serias y sólidas como en los días grandes, mostrando ese ADN campeón cuando más falta hacía. Un dominio manifiesto que dejó una fiesta malagueña para sumar la primera victoria de la historia en una fase de grupos de una competición europea. Brillante Costa del Sol Málaga, feliz por pleno derecho en Rumanía. Una exhibición para coger el paso a la EHF European League. En una semana, el Martín Carpena vuelve a tener la palabra.