Golpe en la mesa del Costa del Sol Málaga (26-21)

Espe López celebra un gol.

Victoria contundente de las panteras frente al Super Amara Bera Bera en Carranque en una noche redonda con una gigante Merche Castellanos

Soberbio Costa del Sol Málaga, que dibujó su mejor actuación de la temporada para dejar una noche redonda. Se impuso con mucha contundencia al Super Amara Bera Bera (26-21) en un partido que dominó de principio a fin sin discusión. Inyección de moral tremenda antes de afrontar el estreno en la EHF European League el domingo en Noruega. Son dos puntos, pero cómo saben. Extraordinaria Merche Castellanos, tocada por los dioses. 22 paradas. Poco más que añadir. La guía fue Silvia Arderius, ocho goles. El alfa y el omega de las panteras.

Las malagueñas pisaban con fuerza el parqué de Carranque desde el inicio. El preludio había sido un emocionante momento con Laura Sánchez, a horas de pasar por el quirófano. Y un bonito detalle con Kendrick Perry, que ya tiene la camiseta negra y blanca con el 55. Hay feeling entre jugador y club. En un pestañeo las panteras volaban con 5-1 e Imanol Álvarez tenía que parar el choque. Eran instantes de verdadera superioridad, tanto que Isa Medeiros estiraba hasta el 10-2. Minutos brillantes, sin parangón y con una dificultad extrema para repetir. Se iba en cohete. Volvía a pedir tiempo muerto el conjunto vasco.

Sí tocó alguna tecla en este caso y las vascas, campeonas de la Supercopa Ibérica hace 10 días ante las malagueñas, mejoraban. Con 11-6 intervenía Suso Gallardo. Ahí aparecía Gabriela Bitolo, ya lista para bombardear con su zurda. Y daba mucho oxígeno desde fuera. Al descanso, 14-10. Apretaba en la salida de vestuarios el equipo local, que encontraba a Eli Cesáreo en el pivote para hacer mucho daño. Arderius y la brasileña se mostraban letales en los siete metros y abrían brecha de nuevo (17-11). Lo intentaba todo el Super Amara Bera Bera, pero era la noche de las panteras.

Fiables a la carrera y atrás sostenidas por una tremenda Merche Castellanos. Una de las mejores actuaciones de la manchega desde que está en Málaga. 22 paradas y la sensación de que era imposible. De todos los colores y en todos los momentos. Carranque acabó rendida a su figura y coreando su nombre. La exhibición fue para recordar. Isa Medeiros y Arderius se turnaban para ir poniéndole el lazo a un triunfo majestuoso. Dos puntos que valen igual que los de partidos anteriores, aunque son un refuerzo moral mayúsculo. Un golpe en la mesa antes de visitar Noruega. La EHF European League espera.