Upcoming MatchSuper Amara Bera Bera vs Rincón Fertilidad Málaga/31 octubre, 2020/Pabellón Ciudad Jardín

{mosimage}

 

02:54 LORETA ENRÍQUEZ DE LUNA

n MÁLAGA. El Contrat está fuerte. Y para darse cuenta de eso no hay más que ver los resultados que ha obtenido en sus dos primeros partidos de la fase de ascenso a la Liga ABF. Las malagueñas consiguieron ayer doblegar al Ermua -otro de los supuestos fuertes del grupo- y lograron un marcador bien diferenciado que arrojó un resultado final de 20-29.

Las estrellas del club malagueño -aunque la fuerza del bloque es esencial- siguen siendo las mismas que en la primera jornada: Marta Santos y Merche.

La pivote del Costa volvió a dar ayer una lección de balonmano a todos los presentes en Carranque metiendo diez de los 29 goles que anotó su equipo. Su soltura en el parqué, su fuerza y capacidad física hacían a la jugadora imparable en la pista.

Por su parte, la portera titular de las de Diego Carrasco, Merche, siguió haciendo virguerías bajo los palos y consiguió erigirse como la gran reina del Costa, infranqueable frente a la portería en la que se desenvolvía como pez en el agua.

Las malagueñas, que fueron por delante en el marcador en la mayor parte del encuentro, llegaron al descanso con una ventaja de tres goles sobre las vizcaínas. Pero hubo que esperar a la segunda parte para que el Costa del Sol diera el verdadero recital. Las de Diego Carrasco volvieron a la cancha totalmente decididas a ganar y dejaron claro al Bruesa Ermua, que no pensaban salir del estadio Carranque sin otra victoria bajo el brazo.

Las jugadoras del País Vasco, concentradas en frenar los ataques de Marikilla -única jugadora del choque que tuvo dos expulsiones en su contra- obviaron en numerosas jugadas las llegadas del resto de las jugadoras malagueñas que, al percatarse de la situación, aprovecharon el momento para hacer volar al marcador más de cinco puntos arriba.

A falta de ocho minutos para que concluyera el encuentro -cuando el Contrat ganaba de seis- Diego Carrasco pidió tiempo muerto y recordó a sus jugadoras lo ocurrido el año pasado. Convencidas y concentradas, las chicas saltaron a la pista más decididas que nunca a desechar los fantasmas del pasado que tan presentes han estado en el club desde hace doce meses. Y así lo hicieron. Carrasco varió la estrategia al colocar una defensa en dos líneas y aprovechó los últimos minutos para ensayar diversas acciones de dos contra dos de su pivote Santos y la primera línea malagueña.

Un éxito del Costa del Sol que permite al primer equipo del club respirar un poco más tranquilo en su encuentro de hoy frente al Tahíche. Las malagueñas han demostrado que los tiempos pasados han quedado atrás al cerrar una primera fase, cuanto menos, más motivante que la que jugaron el año pasado.

 

Diario Málaga hoy