Inyección de confianza para el Costa del Sol Málaga antes de la Copa de la Reina

Suso Gallardo, Rocío Campigli y Merche Castellanos analizan la importante victoria ante el Mecalia Atlético Guardés

El Costa del Sol Málaga sumó un triunfo de mucha trascendencia en Ciudad Jardín frente al Mecalia Atlético Guardés. Dos puntos, aunque su valía sea mayor, que permiten a las panteras auparse a la tercera posición de la Liga Guerreras Iberdrola, aunque aún no todos los equipos tienen los mismos partidos jugados. Y una victoria que permite continuar con una gran dinámica, con ocho en los últimos nueve encuentros. Un partido que hubo que trabajar y donde las malagueñas exhibieron solidez y concentración para acabar rematando la faena. Un espaldarazo de confianza antes de afrontar dos retos importantes. La eliminatoria de la Copa de la Reina y el final de la primera vuelta en la pista del Unicaja Banco Gijón.

«Sabíamos que el Guardés es un rival directo, estamos muy contentas con esta victoria. El próximo partido de liga también es un rival bastante directo, asique tenemos que confiar en lo que hicimos y seguir trabajando», explicaba Rocío Campigli, que ponía en valor la respuesta del Costa del Sol Málaga ante el empuje de las gallegas: «A nivel físico, sobre todo en el segundo tiempo, tuvimos un poco de bajón y nos alcanzaron. Ahí se hizo un poco largo el partido, pero fue importante darnos cuenta que estábamos muy aceleradas y con el cansancio no lleva a tomar buenas decisiones». «Son dos puntos muy importantes porque el Guardés va a estar peleando por estar arriba», sostiene Merche Castellanos.

Las dos jugadoras fueron claves en el triunfo de las panteras. «Una victoria muy importante contra un rival directo. Creo que al equipo le da mucho ánimo para seguir. Hay que seguir haciendo el trabajo que estamos haciendo porque los resultados están ahí. Era un partido muy largo, el Guardés es un equipo muy complicado. Sabíamos que nos lo iba a poner muy difícil. Fue largo, hubo ratos con mucha distancia, luego se acercaron. Fue complicado pero por suerte lo sacamos adelante», aseguraba la portera, crucial con 15 paradas. Cinco goles y una labor encomiable en defensa fue la aportación de la pivote. «Estamos muy contentas, sabíamos que era un partido muy difícil. Fue muy lindo de ver desde la tribuna, contentas por el espectáculo que dimos a la afición que nos sigue apoyando. Y contentas porque el trabajo que hacemos durante la semana lo cosechamos en el choque», ampliaba Roca.

También se mostraba satisfecho Suso Gallardo, consciente de la relevancia del triunfo ante el Guardés, que ahora se queda a tres puntos. «La idea es partido a partido. Sabemos que el calendario viene muy apretado, que cada choque es una final. Los equipos de abajo ven un poco el miedo al descenso y ningún encuentro es fácil. Nuestro objetivo, siempre lo he dicho, es estar entre los cuatro primeros, que te da acceso a Europa», razonaba el entrenador, que desgranaba lo sucedido en el parqué: «Es un rival de los más fuertes de la liga, que no se rinde nunca. Tuvimos que ganar el partido tres o cuatro veces. Cuando parece que te vas en el marcador vuelven a empatarte, vuelven a meterse ahí. Nosotras estuvimos un poquito más serias atrás y llevamos la batuta del partido. Por esos lanzamientos y esas exclusiones del final se decantó del lado nuestro». 

Llega la Copa de la Reina

La Liga Guerreras Iberdrola para una semana para que se dispute la segunda ronda de la Copa de la Reina. Para la fase final ya están clasificados el Super Amara Bera Bera (anfitrión) y el VisitElche.com BM Elche (vigente campeón). En estos días se reparten los otros seis billetes. Por uno peleará el Costa del Sol Málaga, que se mide al Zubileta Evolution Zuazo Barakaldo. La ida es el miércoles en tierras vascas (20:20 horas) y la vuelta el sábado en Ciudad Jardín (18:00). Los abonados podrán entrar gratis con su carnet y habrá entradas en taquilla desde una hora antes del comienzo.

«Son super importantes los dos partidos. Venimos de haber ganado allí la semana pasada, eso nos da un puntito más de confianza. Vamos a ir a luchar como en el partido de liga para pasar la ronda de la Copa», decía Campigli, mientras Castellanos lanzaba un aviso: «La Copa de la Reina es diferente a la liga, va a ser un partido muy complicado allí en Bilbao. El Zuazo tiene muy buen equipo, es joven pero pelea hasta el último segundo y que nos va a poner las cosas muy difíciles. Primero pensar en el partido de allí, tener las cosas claras e intentar sacar el mejor resultado posible para la vuelta aquí en casa».