La plantilla hace balance: «Fue una temporada excepcional»

Rocío Campigli y Estela Doiro analizan la campaña que recién acaba para el Costa del Sol Málaga, donde ganó un título y dos subcampeonatos

El Costa del Sol Málaga le echó el telón a una temporada tremenda. Después de ganar un triple, volvió más ambicioso para levantar otra vez la Copa de la Reina y ser subcampeón de la EHF European Cup y la Liga Guerreras Iberdrola. Un récord sin precedentes en liga, donde puso en 41 el tope de puntos en la historia del club. Unos meses sensacionales que tuvieron su punto cumbre este viernes con el último triunfo frente al Unicaja Banco Gijón en Carranque en un partido de máxima igualdad. Un cierre soñado que coincidía con el adiós al balonmano profesional de una leyenda de las panteras como Paula García.

La plantilla hace balance después de un curso tremendo. «No nos esperábamos los logros de esta temporada. Haber quedado segundas en liga para mí es un logro que se disfruta mucho. Refleja algo muy importante que es la constancia que tuvimos en el trabajo, en los partidos y en los resultados», explica Rocío Campigli, una de las veteranas del vestuario: «Este año resaltó mucho. La afición estuvo de 11, nos acompañaron siempre. Para ellos un gracias enorme porque todo lo que logramos se lo dedicamos a ellos porque tuvimos un apoyo increíble».

Un discurso que también mantiene Estela Doiro, muy satisfecha con el techo que alcanzó el equipo malagueño. «Fue una temporada excepcional, otra grandísima para la historia del club. Subcampeonas, que era el objetivo que nos marcábamos. Subcampeonas de la EHF European Cup con el récord de aforo. Campeonas de la Copa de la Reina. No se puede pedir más. Estamos contentísimas», afirma la gallega: «Si queremos ser super exigentes podemos pensar en algunos partidos que perdimos para tener opciones del título de liga. Pero eso es la super exigencia. Tuvimos unos contratiempos a principio de temporada que nos perjudicaron un poquito con el tema de las lesiones, pero el equipo supo sobreponerse. Acabamos haciendo una grandísima temporada a un nivel increíble de juego y físicamente. El broche era terminar con una victoria en casa, chapó para el equipo».

Cada una tiene un momento clave de esta temporada. «Con la final en el Carpena. fue un antes y un después para el equipo y para Málaga. Para mí fue la mejor noche de esta temporada», acaba Campigli, que coincide con Doiro en la vuelta de la final de la competición europea: «Me quedaría con la final de la Copa de la Reina, más que nada por el sentimiento que tenía yo de enfrentarme al Guardés en una final. Era algo histórico para los dos clubes, el de toda mi vida y el que defiendo ahora con uñas y dientes. Era super especial y super emotivo. Además de la final en el Carpena que fue increíble, insuperable, super emocionante. Nos quedará a todas guardada en nuestra retina y en nuestro corazón». Es el sentir de una plantilla que ha vuelto a hacer historia en el Costa del Sol Málaga.