Sole López y Silvia Arderius analizan el importante triunfo frente al Super Amara Bera Bera en Carranque

El Costa del Sol Málaga dio una de las campanadas de la temporada después de imponerse con maestría al Super Amara Bera Bera. Las vigentes campeonas llevaban 52 jornadas, más de dos años, sin perder en la Liga Guerreras Iberdrola. Se acabó su imbatibilidad en Carranque, en una vuelta a casa que tuvo el mejor colofón posible. Un ambiente de día grande con el pabellón rozando el lleno y con una comunión entre la grada y las jugadoras que dejó imágenes cargadas de emoción. Paso adelante de las panteras, que ahora se consolidan entre las cuatro primeras.

«Son dos puntazos porque creo que muy pocos rivales van a sacarlos contra el Bera Bera. Marcas la diferencia no con Bera Bera, que no es nuestro rival directo para nada, es un subidón y una anécdota, pero no son nuestros rivales ahora mismo. Sí con los directos porque pocos los van a sacar», explicaba tras el duelo Silvia Arderius, una de las piezas claves en el triunfo: «Todo positivo. El equipo jugó perfecto, en defensa 23 goles. Una vez a principio de temporada dije que siempre que no pasen de 24 íbamos a tener opciones de ganar el partido. Y se ha demostrado. La defensa más portería, que estuvo increíble, rinden a ese nivel, sobre todo en intensidad, siempre vamos a tener opciones de ganar el partido, da igual quien esté enfrente». 

Un hurazán de confianza necesario para continuar con un tramo de campaña complejo antes del parón internacional. «Venimos de la última semana de liga que tuvimos un tropiezo en Gijón y necesitábamos este empujón. También para demostrarnos a nosotras mismas que podemos confiar, que el trabajo está hecho, que tenemos una gran plantilla y que hay que seguir adelante», aseguraba Sole López: «Más que sumar los dos puntos fue lo que vivimos. Las sensaciones fueron fabulosas y eso es lo mejor que nos podemos llevar de cara a este fin de semana».

Fue muy especial el regreso a Carranque, hogar del Costa del Sol Málaga durante tantos años y que tuvo que abandonar por la pandemia. «Veníamos hablando que no estábamos en el mejor momento, o que no nos sentíamos en el mejor momento. Sin embargo estuvo increíble. El plus de tener el pabellón así en los momentos bajos, un par de veces que nos remontaron tres goles, quizá si estás fuera pesa más. Aquí el público te hace volver a irte en el marcador», sostenía la madrileña, en un discurso casi calcado al de la malagueña: «Era la vuelta a casa y no pudimos tener mejor. El pabellón estaba lleno, la afición volvió a responder una tarde más. Nos acompañaron, nos alentaron en los momentos más complicados y fue increíble».

Visita al Rocasa Gran Canaria

Ahora el Costa del Sol Málaga tendrá que visitar este sábado al Rocasa Gran Canaria, en el Partido Estrella de la jornada 16, que será retransmitido por Teledeporte a las 21:30 horas. Canarias y malagueñas están empatadas a puntos (20), aunque las isleñas jugaron un partido menos. «Si estamos a este nivel de intensidad, sobre todo defensiva, da un poco igual quien esté delante. Siempre vamos a tener opciones. Luego pequeños detalles deciden los partidos. Estábamos empate a falta de cinco minutos. Ahora a recuperar bien y centrarnos en el Rocasa, que viene otro partidazo», cierra Silvia Arderius, repleta de confianza como Sole López: «Creo que estuvimos casi perfectas en todas las facetas y ese es el camino. Tenemos que seguir ahí y afrontar esta nueva semana que viene también contra un grandísimo equipo que es el Rocasa, ir a por todas y confiar en que sí que se puede».