Upcoming MatchCOSTA DEL SOL MALAGA – KH-7 BM. GRANOLLERS/27 abril, 2024/Pabellón Jose Luis Perez Canca

Primer puerto de la semana para el Costa del Sol Málaga (20:00)

Sole López, en un partido en Carranque.

Último partido en casa de la fase regular de la Liga Guerreras Iberdrola para las panteras, que este martes reciben al Rocasa Gran Canaria en Carranque

Llega a su conclusión de la fase regular de la Liga Guerreras Iberdrola, a la que le quedan dos jornadas para su fin. Es el escenario del Costa del Sol Málaga, que esta semana afrontar un par de duelos con el galardón de campeón aún por decidir. En la pelea están las panteras, obligadas a ganar todo y que el Atticgo BM Elche, otro de los equipos con un encuentro por recuperar, pierda al menos uno. Este martes las malagueñas reciben a las 20:00 horas al Rocasa Gran Canaria en el primer puerto de estos días. El sábado pondrá el broche en Porriño.

Las cuentas están claras para las de Suso Gallardo, con la necesidad de sumar dos puntos. También hay urgencia en las canarias, en una temporada de transición con altibajos. Aterrizan en Málaga henchidas de energía y con la moral por las nubes después de firmar una remontada heroica frente al KH-7 BM Granollers para clasificarse para las semifinales de la EHF European Cup. El otro lado de la moneda es su rendimiento en la competición nacional, donde ahora mismo el conjunto dirigido por Antonio Moreno está fuera del play off. En la Ciudad Deportiva Javier Imbroda pueden certificar su presencia en el play down si pierden el choque. Tampoco estarán en la Copa de la Reina de San Sebastián.

No hay relajaciones para las locales, que volverán a contar con las bajas por lesión de Patri Lima y Bárbara Piñeira. La derrota en las islas en la primera vuelta (24-20) es un aviso. «Están necesitadas de puntos, pero vienen de hacer un gran partido en Europa con una remontada épica. Tenemos que estar muy serias, nos quedan dos partidos claves. El segundo puesto depende de nosotras y para el primero necesitamos que pinche el Elche. Todo pasa por ganar nuestros dos partidos y no podemos fallar», explica el entrenador: «Estamos en un buen momento, lo mostramos ante el Guardés en casa. Tenemos un ritmo alto y ahora mismo los rivales no son capaces de aguantarlo durante 60 minutos. Hay que intentar imponer nuestro ritmo para llevarnos el choque de manera contundente para seguir dando pasos de cara a los meses finales donde nos jugamos todos los títulos». Un clásico contemporáneo este martes en Carranque para el Costa del Sol Málaga.